La Historia y la Poesía las hace el Viento...

El hombre trabaja, inventa, lucha, canta... Pero el Viento es el que organiza y selecciona las hazañas, los milagros, las canciones.

Contra el Viento no puede nada la voluntad del hombre... Yo, cuando el Viento ha huido a su caverna, me tumbo a dormir. Me despierto cuando Él me llama ululante y me empuja. Escribo cuando Él me lo manda (...)

El viento es un exigente cosechero:

el que elige el trigo, la uva y el verso...

el que sella el buen pan,

el buen vino

y el poema eterno...


LEÓN FELIPE

(Antología rota. 8ª ed. Buenos Aires: Losada, 1977, p. 7.)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

20 sept. 2017

Nuestro mundo





Playa de Benagil, en El Algarve (Portugal)


«Mantenemos nuestro mundo con nuestra conversación interna».





(CASTANEDA, Carlos. Una realidad aparte. México: Fondo de Cultura Económica, 1974, p. 251.)

12 sept. 2017

El camino de la vida


Cascada Seljalandsfoss - Islandia

   «Ciertamente que a todos los hombres no se les ha exigido lo mismo por el Destino, o por las circunstancias; realizar las mismas o análogas azañas [sic], atravesar los mismos territorios, ni padecer los mismos infortunios, ni alcanzar las mismas glorias. Ni las circunstancias de lugar y tiempo tan dadas a la variación. Mas a todos les es exigido recorrer el camino de la vida. Y que un día se le haga estensible [sic], y entonces sentirse por lo menos perplejo. Mas, se dirá, ¿no está ahí acaso la tradición esa que corre en toda cultura digna de tal nombre? Si todo hombre ha de recorrer el camino de la vida; si se da de ello cuenta un día, ¿ha de sentirse por solo ello perplejo? El que así suceda, ¿no plantea el problema de la tradición, de una tradición vigente efectiva, como un agua que vivifica al que ha de recorrer el camino de su vida, sea cual fuere, y al par como una indicación del camino a seguir, si no como el camino mismo?».


(ZAMBRANO, María. Obras reunidas, Primera entrega. Madrid: Aguilar, 1971, p. 363.)

1 sept. 2017

Celebración de la desconfianza


Entre la esperanza y el miedo  (1876)de Lawrence Alma-Tadema

   «El primer día de clase, el profesor trajo un frasco enorme:
   Esto está lleno de perfume –dijo a Miguel Brun y a los demás alumnos–. Quiero medir la percepción de cada uno de ustedes. A medida que vayan sintiendo el olor, levanten la mano.
   Y destapó el frasco. Al ratito nomás, ya había dos manos levantadas. Y luego cinco, diez, treinta, todas las manos levantadas.
¿Me permite abrir la ventana, profesor? –suplicó una alumna, mareada de tanto olor a perfume, y varias voces le hicieron eco. El fuerte aroma, que pesaba en el aire, ya se había hecho insoportable para todos.
   Entonces el profesor mostró el frasco a los alumnos, uno por uno. El frasco estaba lleno de agua».


(GALEANO, Eduardo.  El libro de los abrazos. 34ª reimp. Madrid: Siglo XXI de España, 2015, p. 144.)